Laurielle

Empeñada desde la más tierna edad en emborronar con garabatos todo lo que se estuviera quieto el tiempo suficiente, Laurielle encontró su primer obstáculo en que a nadie parecían gustarle los guiones de sus cómics. Sus transgresoras historias sobre baldosas y patatas poco cocidas no se ganaban al público. No obstante, un día -debido a una compleja serie de casualidades- se presentó la posibilidad de dibujar El Vosque. Tras intentar huir despavorida, fue atrapada y desde entonces dibuja hadas e intenta escapar dar lo mejor de sí misma. Todo esto al margen de su reciente condición de no-muerta, que lleva con bastante dignidad.

Más sobre ella:

Morán

Su afición por el asesinato, combinada con su ineptitud a la hora de agarrar objetos con las manos, ha impulsado a este gracioso personaje a la idea de que para poder matar gente, lo mejor es crearlos primero. Como ninguna chica le ayudaba, optó por crear esa gente en su cabeza. Para ello nada mejor que abrir un webcómic. El segundo, tras el estrepitoso fracaso de su anterior webcómic ¡Eh, tío! Afortunadamente para él, según el juez, no se pudo cerrar porque le daba pena esa carita, y sigue publicando tres veces por semana, así como en la revista digital Orgullo y satisfacción y en las paredes de su habitación

Más sobre él:

servnew